5 preguntas con… Sonia Fernández Pan

5 preguntas con… Sonia Fernández Pan

Esnorquel presenta elementos editoriales, formatos de trabajo y un punto de partida subjetivo mediante la voz (oculta) y las palabras de su creadora: Sonia Fernández Pan. Una mirada al arte desde la proximidad y desde el pensamiento crítico.

1: En Esnorquel combinas material escrito con entrevistas en audio. ¿Cómo decides entre un formato y otro?

sfpSonia Fernández Pan: En Esnorquel hay tres apartados: uno centrado en reseñas de proyectos o exposiciones; otro para publicaciones (que es el menos activo) y un tercero con entrevistas en audio en formato podcast. Seguramente el patrón de conducta a la hora de incorporar materiales combina una cierta tradición (la de la crítica de arte en texto) y la reutilización de una experiencia anterior.

Durante varios años llevé a cabo las entrevistas que daban lugar a los podcast de una de las secciones de radio del MACBA, lo cual me permitió conocer a muchos los diferentes agentes que pasaban por el museo de una manera muy directa y teniendo siempre presente que serían escuchadas y no leídas. A ello se une que el tono de todo texto es completado por el editor y también por el lector. Escuchar a alguien hablar sobre sí mismo y sobre su producción permite introducir los significados no verbales de la voz, la posibilidad de cierta espontaneidad y compartir la proximidad de la experiencia directa con el oyente. Tenía muy claro desde un principio que los podcast se basaban en una intención: hacer hablar a artistas jóvenes que, al no estar tan habituados a presentarse tan directamente al público, no estaban tan codificados como aquellos con una trayectoria más larga, que son más conscientes de su condición como figuras públicas. Si los podcasts permiten conocer al artista –y a la persona-, la parte textual de Esnorquel está enfocada al análisis y crítica de aquella parte del arte (las obras, proyectos y exposiciones) que demanda que sea otro –y no el artista- el que las lee. Con un añadido “egoísta”: el ejercicio y desarrollo de mi propia práctica textual (hasta quizás un estilo) a través del arte o, más bien, de su recepción.

2:Cuando escribes en Esnorquel creo que piensas en un tipo de lector capaz de destinar un tiempo adecuado a una lectura de profundidad. Estamos acostumbrados a paseos rápidos y buscamos resultados y confirmación. ¿Qué tipo de reacción encuentras? ¿Cómo es el feedback?

SFP: Queda mal decir lo siguiente, pero sería deshonesto no hacerlo. No pienso mucho en el lector cuando escribo.  Ello no quiere decir que escriba para no ser leída o que no tenga en cuenta el destinatario del mensaje (sería absurdo entonces abrir un proyecto como Esnorquel, sobre todo porque no creo en el tópico de aquel que escribe para uno mismo). Pienso más en aquello de lo que hablo, como si el arte fuese un sujeto racional con el que establezco un diálogo. A veces la escritura nos hace padecer tanto que, al luchar con el texto o a través de él, se te olvida el receptor potencial del mismo porque durante ese intervalo de tiempo, existen pocas cosas en el mundo: tú, el texto, su resistencia y los infinitos momentos de procrastinación.

Con respecto al feedback, siempre ha sido considerablemente bueno. Pero hay que tener en cuenta que las malas críticas se dicen a espaldas de uno, al menos en este país. Soy consciente de que Esnorquel no es fácilmente digerible y no apto para rellenar huecos temporales a través de la lectura en el metro o esperando a alguien. Quizás produzco una textualidad para escritores y no tanto para lectores, cosa muy en sintonía con la dimensión meta del arte. Se me ha acusado de ser demasiado densa o complicada en mi escritura (también en mi vida), pero no es algo que busque a propósito. Me sale así. Lo que no voy a negar es que,  más allá de Google Analytics o de los likes en las redes sociales,  cuando alguien se toma el tiempo y el esfuerzo de escribirme un mail al respecto (son positivos pero podrían ser negativos), es entonces cuando la escritura toma sentido porque parece haber aterrizado en algún lugar. Se me hace curioso, no obstante, que se me acuse de complicada cuando no manejo apenas las palabrotas de moda, típicas de ese lenguaje postmoderno tan autocomplaciente consigo mismo y que apabulla al lector con los tecnicismos del arte y los estudios culturales. Y que diagnostica tu grado de profesionalidad como lector.

3: Para la lectura en Esnorquel ofreces un display muy limpio con básicamente texto y nada de ruido. Supongo que es algo que tienes muy pensado.

SFP: El display de Esnorquel no es mío. Es de Diego Bustamante, su diseñador, pues le gustó tanto el proyecto que decidió involucrarse en él haciéndolo materialmente posible. Extraño hablar de materialidad en el campo de lo digital. Cuando quedamos para construir la web surgió la nostalgia por el fomato editorial. Por el libro. Y los libros, por mucho rizoma que practiquen, son todavía de los pocos espacios en los que podemos sentir el placer de lo hermético. Y Esnorquel tiene mucho de libro, pero en pantalla. Si uno se fija, cuando se trata de un texto y no de un podcast, en la página principal hay lugar para una nota a pie de página con una frase que desaparece cuando el texto deja de ser nuevo y pasa al archivo.  Creo que la demanda de concentración que exigen los textos de Esnorquel  tiene que impulsarse también desde el diseño, que siempre está cargado de significado, incluso cuando existe pretendiendo no interferir.

4:Utilizas un sistema interesante para la navegación vía palabras clave. Las palabras clave pasan a ser casi un subtítulo de cada entrada.

SFP: El sistema de palabras clave es un lugar común en Internet. Viene implícito (internamente explícito) con el display. No es tanto algo que haya decidido yo. De hecho, hasta tu pregunta, no se me había  ocurrido pensar, reflexionar, sobre ello.  Se presupone que los tags son siempre útiles, sobre todo en webs con muchos contenidos y muy diferentes. Pero en el caso de Esnorquel, que tiene un campo de acción muy específico no sé que tan útiles sean. El público de Esnorquel suele conocer previamente aquello de lo que hablo, algo que creo manejar inconscientemente cuando escribo. De hecho, al principio usaba esa categoría de la que muchos nos queremos librar: “arte emergente”. Categoría que he dejado de usar por la reducción de valor simbólico que aporta a los proyectos, a las exposiciones y a los artistas.

5: Mediante una idea de archivo, con todo lo que vas publicando, es posible ver un criterio en la selección de contenidos y, también, un retrato de un lugar y un momento. ¿Cómo ves Esnorquel en términos de historiografía?

SFP: Todo archivo es para el futuro. Para aquellos exploradores del pasado de un presente por venir. Esnorquel es un archivo. Ahora lo veo más claro. Pero nació con una voluntad más humilde y un tanto personal. No pensaba tanto en el futuro del arte contemporáneo (quizás porque entonces asociaba el archivo con muchos papeles acumulando información y polvo) como en mi proceso de investigación de un contexto y mi potencial pertenencia al mismo. Es decir, hay muchas maneras de investigar. La investigación no pasa sólo por la lectura, la recopilación de datos y su volcado en tesis doctorales que sólo la academia se lee. Decidí investigar sobre el contexto artístico con el que me relaciono cada día produciendo texto y entrevistando a sus agentes. Investigar interviniendo. Como una manera de quitarme la pátina de nostalgia que sufrimos aquellos que hemos sido educados en la Historia del Arte. Yo no conocí Fluxus en su momento. Ahora ya no me importa en absoluto. Tengo la suerte de poder hablar con los artistas de mi contemporaneidad, lo cual se me hace mucho más interesante que vivir con el tatuaje de que “todo pasado fue mejor”o más interesante. Yo lo veo más como un mapa subjetivo. Los mapas no tienen la nostalgia del archivo. Pero un mapa se pretende objetivo y Esnorquel está definido por un ámbito de proximidad emocional e intelectual que, sin la necesidad de hablar en primera persona, dice mucho de lo que me interesa y lo que no. Como demuestran muchos artistas, quizás lo más interesante de los archivos es aquello que no incluyen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: